San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Tecno
Facebook permitió anuncios engañosos sobre el clima durante la COP26
18/11/21 | 12:49 | Por: Redacción
Empresas de combustibles fósiles y grupos de presión gastaron 574 mil dólares en la red social.
Anunciantes de Facebook promocionaron en la plataforma afirmaciones falsas y engañosas sobre el cambio climático en semanas recientes, justo cuando se ponía en marcha la conferencia sobre el clima de Naciones Unidas (COP26).

Días después de que el vicepresidente de Asuntos Globales de Facebook, Nick Clegg, promocionó en un blog los esfuerzos de la empresa por combatir la desinformación sobre el clima cuando comenzaba la cumbre de Glasgow, la red de medios conservadores Newsmax publicó un anuncio en Facebook que calificaba de “bulo” el calentamiento global provocado por el hombre.

El anuncio, que tenía varias versiones, obtuvo más de 200.000 visitas.

En otro, la comentarista conservadora Candace Owens afirmaba que “aparentemente debemos confiar en nuestro nuevo gobierno autoritario” en lo que respecta a la ciencia del clima, mientras que un grupo de expertos libertarios de Estados Unidos publicó un anuncio sobre cómo los “agoreros modernos” llevaban décadas prediciendo erróneamente las crisis climáticas.

Newsmax, Owens y el Daily Wire, que pagó el anuncio de la página de Owens, no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Facebook, que recientemente cambió su nombre por el de Meta, no tiene una política específica sobre la desinformación climática en los anuncios o en las publicaciones no pagadas.

Google, de Alphabet, dijo el mes pasado que ya no permitiría anuncios que contradigan el consenso científico sobre el cambio climático en YouTube y sus otros servicios, aunque sí permitiría contenidos que discutan afirmaciones falsas.

Por lo general, Facebook no elimina la información errónea en las publicaciones a menos que determine que suponen un daño inminente en el mundo físico, como hizo con las falsedades en torno al Covd-19.

La compañía dice que degrada las publicaciones calificadas como falsas por sus verificadores (de los cuales Reuters es uno) y prohíbe los anuncios con estas afirmaciones desacreditadas.

Dice que los anunciantes que publican repetidamente información falsa pueden enfrentarse a restricciones a su capacidad de anunciarse en Facebook, pero exime a los anuncios de políticos de la comprobación de hechos.

Cuando se le preguntó por los anuncios que difunden información errónea sobre el clima, un portavoz de la compañía dijo en un comunicado: “Aunque este tipo de anuncios se publican en muchas plataformas, Facebook ofrece una capa adicional de transparencia al exigir que estén disponibles para el público en nuestra biblioteca de anuncios hasta 7 años después de su publicación”.

El think-tank británico InfluenceMap, que identificó anuncios engañosos en Facebook de varios medios de comunicación y grupos de reflexión en torno a la COP26, también descubrió que las empresas de combustibles fósiles y los grupos de presión gastaron 574,000 dólares en anuncios de Facebook sobre temas políticos y sociales durante la cumbre, lo que dio lugar a más de 22 millones de impresiones e incluyó contenidos que promovían sus esfuerzos medioambientales en lo que InfluenceMap describió como “un lavado de cara verde”.

Uno de los anuncios pagados por el Instituto Americano del Petróleo mostraba un paisaje para promocionar sus esfuerzos para hacer frente al cambio climático, mientras que BP America publicó uno en el que detallaba su apoyo a las políticas respetuosas con el clima con una letra verde neón.

“Nuestras publicaciones en las redes sociales representan una pequeña fracción en comparación con las fuertes inversiones que nuestras empresas realizan cada día”, dijo el API en un comunicado, afirmando que la industria del gas natural y del petróleo estaba comprometida con la reducción de las emisiones.

BP dijo en un comunicado que estaba “defendiendo activamente las políticas que apoyan el cero neto, incluyendo la fijación de precios del carbono, a través de una serie de canales transparentes, incluyendo la publicidad en los medios sociales”.

Facebook ha empezado a añadir etiquetas informativas a las publicaciones sobre el cambio climático para dirigir a los usuarios a su Centro de Ciencias del Clima, una nueva plataforma con datos y concursos que, según dice, es visitada por más de 100.000 personas al día.

Empleados critican la política
Los planteamientos de la empresa respecto de la desinformación y el escepticismo sobre el cambio climático han provocado un debate entre los empleados. Las discusiones en su tablón de mensajes interno muestran al personal discutiendo sobre cómo debería manejar la desinformación sobre el clima y hablando de casos de la misma en la plataforma, como en un post de enero en el que un empleado dijo que encontró “resultados destacados de aparente desinformación” cuando buscó el cambio climático en su sección de vídeos “Watch”.

Los documentos forman parte de un conjunto de revelaciones hechas a la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos y al Congreso por la denunciante Frances Haugen, una exgerente de productos de Facebook que se fue en mayo.

Reuters estuvo entre un grupo de organizaciones de noticias que pudieron ver los documentos.

En los comentarios de una publicación de abril en la que se destacaba el compromiso de Facebook con la reducción de su propio impacto medioambiental, incluido el hecho de haber alcanzado las emisiones netas cero en sus operaciones globales el año pasado, un miembro del personal preguntó si la empresa podría empezar a clasificar y eliminar la desinformación sobre el clima de sus plataformas.

Dos investigadores externos que trabajan con Facebook en sus esfuerzos en materia de cambio climático dijeron a Reuters que les gustaría que la empresa abordara la desinformación sobre el clima con la misma proactividad con la que abordó al Covid-19, que Facebook reprimió durante la pandemia.

“Es necesario abordarlo con el mismo nivel de urgencia”, afirmó John Cook, investigador postdoctoral del Centro de Investigación de la Comunicación sobre el Cambio Climático de la Universidad de Monash, que asesora a Facebook en su labor de desinformación sobre el clima. “Podría decirse que es más peligroso”.

Con información de Reuters
Comentarios
Espacio disponible