San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Cultura
Es el Alameda un cinéfilo de 80 años
28/02/21 | 11:44 | Por: Paola Muñoz
El edificio tiene un gran valor histórico y de potencial turístico, pues es el único en el país que aún exhibe películas.
El jueves 27 de febrero de 1941 en San Luis Potosí, un majestuoso y elegante edificio ubicado en la esquina de las calles Universidad y Constitución, abrió sus puertas para el estreno de la película “Siete Pecadores”, de Tay Garnett, protagonizada por Marlene Dietrich y John Wayne.

Ahora, 80 años después, el Cine Alameda mantiene intacta la función para la que fue creado, la exhibición de películas para el público potosino.

ALGO DE HISTORIA
El empresario Alfredo Lasso de la Vega García-Rojas fue el responsable del proyecto, auspició todos los gastos de construcción y compró la finca que perteneció a la Familia Arriaga.

El arquitecto Carlos Crombe diseñó y ejecutó la obra, inspirado en el estilo neocolonial que tanto impulso había alcanzado en el país desde los últimos años de la década de los 30. Pero también, para que tuviera la misma línea arquitectónica del Cine Teatro Alameda de la Ciudad de México, inaugurado en 1939.

Un año después, en 1942 se inauguró el Cine Teatro Alameda de Guadalajara; también con Carlos Crombe como arquitecto.

SU ÉPOCA DE AUGE
Durante su primera década, el Cine Alameda fue el más concurrido, pues se trataba del primer cine grande de San Luis Potosí.

“Según relatos del Ing. Xavier Torres Arpi, exsecretario de Cultura, que vivió esas épocas, la burguesía potosina gustaba de asistir a la proyección de películas. Había un trato directo con la Metro Goldwing Mayer, sin intermediarios, para los estrenos.

Por otra parte, en la arquitectura del espacio había una gayola que ocupaba la gente de menos recursos económicos, ellos no entraban al lobby sino que accedían por unas escaleras sobre la calle de Guerrero esquina con Constitución, también tenían sus baños independientes, que eran muy rústicos; se notaba la división de clases sociales”, explicó Mario Candia, director del Cine Teatro Alameda.

En la década de los 40 y 50, vivió su mejor momento, pues también se proyectaban cintas de la Época de Oro del Cine Mexicano.

LA DECADENCIA
Años después, el Cine Avenida, en Carranza, se vuelve popular tras su inauguración en 1947, “pues estaba más cerca de la gente de dinero que acudía al cine”.

Para la década de los 70, comenzó la decadencia del Cine Alameda, pues fue vendido por Lasso de la
Vega a la Compañía Operadora de Teatros, S.A. de C.V. (COTSA), “que era la dueña de todos los cines del país. En ese tiempo, durante los 70 y 80 hubo una debacle y no tenían dinero para el mantenimiento del edificio”, contó Candia.

“Para los años 80, el Cine Alameda ya solo proyectaba películas mexicanas, debido a que la Alameda se convirtió en un punto de encuentro de quienes llegaban a la capital provenientes de rancherías, localidades y municipios cercanos”, agregó.

Otro de los fenómenos que afectó al cine a mediados de la década de los 80 fue la llegada del video, en cada colonia había un videoclub, en el que se rentaban las películas para ver en casa, por lo que bajó mucho la afluencia de gente.

“Era tal el abandono del Cine Alameda, que había mitos de que se podían ver ratas y cucarachas caminando a través de la sala y entre las butacas. Fue tal el descuido, que a finales de los 80, COTSA se declara en quiebra y el STIC (Sindicato de Trabajadores de la Industria Cinematográfica) debido a los salarios caídos, ponen a funcionar los cines por su cuenta, en plena huelga para recaudar dinero para ellos, muchos cierran y otros proyectan películas eróticas, hasta que se da la bancarrota y ponen en remate todos los inmuebles”, explicó.

La última película que se exhibió en el Alameda fue “Los Caballeros del Zodiaco”, en 1989, cuyas letras se quedaron en la marquesina por muchos años.

LA RECUPERACIÓN
Mario Cantia comentó que “en el año 1997, el gobernador Fernando Silva Nieto le pide a la Federación que el Cine Alameda que sea la sede de la Orquesta Sinfónica, pero esta, sabiendo que era el único cine grande, lo entrega en comodato, pero para que sea una Cineteca y cumpla su función original. En 2003 Marcelo de los Santos no lo puede poner a funcionar porque faltaba mucho equipo y es hasta 2006 cuando empieza a funcionar como cine de nuevo.

Hasta 2009, ya se convierte por decreto en Cineteca Alameda”. Destacó el trabajo de Carla Díaz Stringel, quien creó el Cineclub de la UASLP y es la precursora del proyecto de la Cineteca Alameda.

“Cuando ella trabajaba en la Secretaría de Cultura y conociendo que existía este espacio, pidió al secretario que abriera el lugar y se convirtió en la primera directora de la Cineteca Alameda, hizo del decreto de creación. Carla consiguió una donación por parte de la Cineteca Nacional de películas en celuloide, que como son flamables, no están en el edificio sino en el Archivo Histórico”, agregó.

VALOR HISTÓRICO
Candia recalcó que “lo más valioso de este edificio es que no existe otro en el país de este tamaño, pues tiene capacidad para 1,374. En México había muchos cines de esta magnitud, pero fueron convertidos en plazas comerciales, luego del remate de edificios”.

“El Cine Alameda es el único testigo vivo, que sigue cumpliendo su misión original de exhibir cine, en todo el país. No hay ninguno que tenga una pantalla normal de 12 metros como la que tenemos, a excepción de un IMAX, y no hay un foro como el que tenemos, con 1,374 butacas, que en algunas ocasiones lo hemos llenado”, dijo.

DE FIESTA
Aunque este aniversario número 80 se ha visto un poco empañado por la contingencia sanitaria, el director del Cine Teatro Alameda asegura que no pasa desapercibido.

Actualmente y como parte de las celebraciones, lleva a cabo la 68 Muestra Internacional de Cine, con todos los protocolos sanitarios, “tenemos un aforo limitado, de las 580 butacas disponibles en la planta baja, solo admitimos 112 personas por función”.

Mario Candia adelantó que está pendiente la apertura de una cafetería que ya está lista, sobre la calle de Universidad.
Comentarios