San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: De Peso
Por buen camino, recuperación de economía de SLP
24/01/21 | 12:12 | Por: Luis Josué Martínez
Debido a su diversificación ha logrado remontar la crisis provocada por la pandemia del Covid; el 49% de su PIB lo generan 5 sectores de actividad.
San Luis Potosí presenta un buen nivel de recuperación luego del periodo de confinamiento y crisis que se vivió en el primer semestre del año pasado por la pandemia del Covid-19, debido a su diversificación, pues el 49% de su PIB es generado por 5 sectores económicos relevantes, no depende solo de uno, señaló Óscar Ruiz, directivo del IMCO.

El Indicador de Recuperación Económica Estatal elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad mide la reactivación económica por estado de manera trimestral, con objeto de evaluar y mejorar la respuesta de las autoridades.

En entrevista, el Coordinador de Tecnología y Ciencia de datos del IMCO, Óscar Ruiz, explicó que para realizar este indicador se tomaron en cuenta fuentes no convencionales como el uso de cajeros automáticos y terminales punto de venta, “información de fuentes económicas no globales, que están conectadas con la economía de los estados, con estos datos aplicamos modelos estadísticos para obtener una aproximación de la actividad económica de los estados”.

Esta metodología se desarrolló a partir del rezago con el que el Inegi presenta el ITAE estatal, “el indicador de la actividad económica de las entidades federativas se presenta con cuatro meses de retraso, y nosotros estamos buscando adelantarnos un poco, estamos presentando datos del tercer trimestre de 2020 y para febrero presentaremos lo referente al cuarto”.

Esta medición estima la recuperación económica de los estados luego de las acciones de mitigación que se aplicaron ante el Covid-19 el año pasado. Para realizar este indicador, se comparan los datos obtenidos mediante la aplicación de los modelos estadísticos con la cifra de crecimiento que las entidades habrían tenido en un escenario sin pandemia, es decir, se compara el crecimiento real con el que se tendría en un contexto habitual.

De este modo, el porcentaje aplicado que cada estado presenta en el indicador es el comparativo con respecto al cien por ciento.

Por ejemplo, si una entidad obtuvo el 80 por ciento, quiere decir que está a veinte puntos porcentuales de su crecimiento ideal. Con base en los datos obtenidos, se clasifica a los estados en cuatro tipos de recuperación: Alta, Media, Baja y Muy Baja.

LOS DATOS
San Luis Potosí está clasificado con un indicador del 92 por ciento, presenta un nivel de recuperación “media”, “esto quiere decir que está ocho puntos por debajo de su crecimiento esperado”, aclaró Óscar Ruiz.

Otros estados en niveles de recuperación “media” son: Durango (94%), Guerrero (94%), Ciudad de México (93%), Nayarit (93%), Oaxaca (91%) y Sinaloa (91%). Entre las entidades con un nivel bajo de recuperación se encuentran: Chiapas (90%), Baja California (89%), Coahuila (88%), Zacatecas (88%) y Jalisco (86%).

En los estados cuya recuperación es clasificada como “muy baja” se ubican: Chihuahua (85%), Morelos (85%), Quintana Roo (84%), Puebla (83%), Aguascalientes (81%) y Baja California Sur (80%).

Las entidades con una recuperación “alta” son Sonora (101%), Campeche (99%), Tamaulipas (99%) e Hidalgo (97%).

LA CLAVE, DIVERSIFICACIÓN
El Coordinador de Tecnología y Ciencia de Datos del IMCO explicó que los estados que presentan mejores niveles de recuperación son aquellos cuya economía está diversificada y no depende de un solo sector.

“Si en una entidad la economía depende de diversos sectores, y no sólo uno, dos o tres, esto la hace una economía más resiliente y vemos que tiene niveles de recuperación en general más altos”, dijo.

Ejemplificó con el caso de Sonora, primer lugar de índice, estado en el cual cinco sectores acumulan el 47 por ciento de su PIB, mientras que en Baja California Sur los mismos cinco sectores acumulan el 63 por ciento del Producto Interno Bruto.

“Cuando llegó la pandemia, y estos sectores se vieron afectados golpearon más a la entidad en la que se dependía mayormente de ellos; sin embargo, que en Sonora fue al revés, como está diversificado, mientras algunos sectores fueron afectados, otros salieron a dar la cara por la economía y amortiguaron la crisis”.

Agregó que otro factor radica en que el estado esté ligado a un sector económico de muy buen desempeño.

En el caso de Sonora, el rubro cervecero tiene gran presencia, y se trata de una industria que tuvo una muy buena recuperación hacia el segundo trimestre del año.

Sostuvo que San Luis Potosí, con un nivel de recuperación medio, posee una economía bien diversificada, 49 por ciento del PIB es generado por los cinco sectores más relevantes en la entidad, “es un buen nivel, con una recuperación media, es decir, estable”.

Indicó que, en contraste, Aguascalientes se ubica en una baja posición debido que, pese a su dinamismo
y crecimiento económico, depende demasiado de la industria automotriz, “y en el momento en que la pandemia no le permitió que dicho sector creciere, la economía comenzó a sufrir, lo mismo ocurrió con Puebla”.

Sin embargo, aclaró que esto es un indicador de recuperación que se obtiene al comparar los datos del estado consigo mismo. En el caso de entidades como Aguascalientes, Guanajuato y Puebla, la caída parece drástica porque venían de crecimientos sostenidos y sufrieron desplomes.

“Caso contrario a Oaxaca y Campeche, donde parece que el crecimiento será mayor, y sí lo será. Pero es porque son estados que venían de niveles muy bajos, en el caso de Campeche lleva varios años en contracción, por eso es que este año tendrá una recuperación cercana al cien por ciento, pero se debe a su drástica caída previa”.

Por eso concluyó que es importante cambiar la idea de que los estados tienen sólo una vocación económica, “deben ver por qué más apuestan, aunque en teoría no sea su área o vocación, esto les permitirá consolidarse como economías de alto crecimiento”, finalizó.
Comentarios