San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Cultura
Simbolismo en madera
29/11/20 | 11:58 | Por: Paola Muñoz
El escultor Germán Venegas presenta su obra, inspirada en el significado de los animales y las deidades de las culturas prehispánicas.
La talla en madera es una actividad muy antigua, un oficio que se ha mantenido vivo y vigente gracias a los artesanos y artistas que han sabido darle un sentido y significado a las formas que emanan de ella.

Uno muy destacado es Germán Venegas, escultor, dibujante, pintor y grabador, originario de Puebla, quien ha creado piezas que evocan a las culturas prehispánicas, cargadas de simbolismos y espiritualidad, las cuales se exponen desde el pasado viernes en el Museo Federico Silva Escultura Contemporánea, en la muestra “Evocaciones”, la cual presenta 29 obras en madera.

AMOR POR LA MADERA
En los años 70, Germán Venegas aprendió y comenzó a realizar el oficio de la talla en madera, diseñando y produciendo piezas decorativas y utilitarias, como marcos para espejos, baúles, bancas; sin embargo, empezó a explorar el potencial plástico hasta llegar a la producción artística que lo caracteriza.

Después, estudió en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, del Instituto
Nacional de Bellas Artes.

“Tengo una experiencia de la talla en madera de muchos años, inclusive antes de la Escuela de Artes, lo aprendí como oficio, desde entonces lo he cultivado hasta la actualidad. He aprendido muchos procedimientos, lo que yo estoy utilizando ahorita en la parte escultórica son piezas que son ensambladas, así como una técnica muy tradicional, el estuco”, dijo en entrevista exclusiva con Exprés.

“La madera es un material noble, suave, muy rico a los sentidos. Como aprendí el oficio de tallador, por ahí empezó mi inspiración, fue por eso que trabajo con la madera y no con algún otro material”.

DE VUELTA A LAS RAÍCES
La temática de esta muestra está relacionada a la simbología vinculada con la vida y cultura de los pueblos originarios, como son las pirámides, el Tlatoani, el jaguar, la serpiente, el murciélago y representaciones alusivas a ciertas deidades como Tláloc, específicamente en esta exposición.

“Soy originario de un pueblo del estado de Puebla (La Magdalena Tlatlauquitepec), donde se habla náhuatl. Siempre estuve muy apegado a esa raíz y, cuando estudié en la Escuela de Artes, quise tomar como fuente de inspiración el arte prehispánico, precisamente por este origen, que siempre ha sido para mí una incógnita”, contó.

“Pareciera que a través de la Conquista de habían borrado todos los signos de una cultura autóctona, pero con los años, los antropólogos se han dado cuenta que la cultura está viva, y eso es lo que he aprendido, eso es de lo que estoy tratando de hablar, de un mundo aparentemente ido, pero que es solamente una visión engañosa de una realidad que tenemos frente a nuestros ojos”, agregó.

Las piezas de la exposición del Museo Federico Silva forman parte de una colección basada en la deidad prehispánica Tláloc, “en este momento es en lo que estoy trabajando, en años anteriores me inspiré en otras deidades como Coatlicue o como Xipe Tótec, o como Ehecatl, o como Mictlantecuhtli”.

A su escultura en madera, suele agregarle o complementar con distintos materiales orgánicos u otros recursos y técnicas (como quemar la pieza o cubrirla con tierras, o pintarlas), con el objeto de enriquecerlas visual y estéticamente.

INCURSIÓN A LA PINTURA
Aunque su fuerte es la escultura en madera, Germán Vengas también trabaja con el dibujo y el grabado, y más recientemente, con la pintura. “Estoy empezando a hacer pintura abstracta, que es muy diferente al simbolismo prehispánico, porque ya la figuración se deja a un lado, aunque la temática de alguna manera sigue allí”, explicó el artista.
Comentarios