San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Vida
¿Conoces el síndrome del impostor?
22/11/20 | 12:40 | Por: Redacción
Una carrera profesional exitosa, logros académicos, elogios y sigues pensando que se debe a la buena suerte.
¿Alguna vez has ido a trabajar pensando que eres un fraude? ¿Estás convencido de que las personas adivinarán tus intenciones y se darán cuenta de que no sabes de lo que hablas? ¿Te aterra el fracaso?

Si este es tu caso, no eres el único: las personas más exitosas suelen ser las que más se preocupan.

Quien padece este síndrome está seguro de que si los otros supieran lo mediocre que realmente es tendrían una visión muy diferente de él, cesando sus privilegios en caso de que disponga de ellos. Por eso, está constantemente desvalorizando sus éxitos y capacidades. Este síndrome, que suele aparecer en estudiantes con buenas notas y, en mayor medida, en profesionales con éxito, tiene que ver con la baja autoestima y el pobre autoconcepto que el individuo tiene de sí mismo. La actitud despectiva o crítica de personas del entorno del sujeto que envidian los logros que ha obtenido, también puede contribuir a la aparición del síndrome.

Pese a que en tu vida laboral demuestras tu capacidad, ¿estás convencido de que no mereces el éxito que has logrado? ¿Padeces de inseguridad crónica? Los “impostores” rechazan toda demostración de éxito y piensan que es por mera suerte, es decir, estar en el lugar y el momento adecuados, o engañar a otros al pensar que son más inteligentes y capaces de lo que son.

SÍNTOMAS

> Creencia de que sus logros o éxitos no son merecidos; consideran que son debidos a la suerte, al azar, o a que otros que consideran más poderosos que ellos les han ayudado a conseguirlos.

> Falta de confianza en las propias competencias que les han llevado a conseguir sus éxitos.

> Miedo a que los demás descubran su fraude.

> Inseguridad en el ámbito académico, laboral, e incluso en las relaciones sociales.

> Expectativas de fracaso ante situaciones similares a las que previamente han superado con éxito.

> En algunas ocasiones puede haber una reducción de la motivación de logro asociada a la falta de confianza en sí mismo.

> Sintomatología emocional negativa sin causa aparente: ansiedad, tristeza, desesperanza.

¿CÓMO PUEDES SUPERAR EL SÍNDROME DEL IMPOSTOR?

Reconoce y plasma por escrito tus sentimientos de “impostor” cuando surjan. Esto te ayudará a romper el ciclo de pensamientos negativos. Suele suceder que cuando los escribes, ves estos pensamientos desde otra perspectiva y puedes abstraerte de ellos.

Haz una lista de tus fortalezas. Llevar un registro de tus logros es una buena forma de recordarte que no eres un fraude o un farsante. Cuando te sientas ansioso y mal contigo mismo, revisa tu lista. Los logros que quizá en algún momento no te parezcan importantes suelen adquirir mayor validez con un poco de tiempo y otra perspectiva.

POSIBLES CAUSAS

Según la doctora Valerie Young estas son las posibles causas:

> Dinámicas familiares durante la infancia. Cuando hay presión por sacar buenas notas o comparación entre hermanos o familiares.

> Estereotipos sexuales. Se pensaba que se presentaba más en mujeres por los mensajes sociales en los que se les presiona a ser madres y profesionistas exitosas.

> Diferencias salariales. Los hombres reciben mejor sueldo que las mujeres y ellas, además, suelen ser poco valoradas.

> Percepción de éxito, fracaso y competencia. Hay personas muy exigentes consigo mismas.
Comentarios