San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
CARAJO, BASTA YA ¿ALGUIEN PIENSA EN EL FUTURO?
16/02/20 | 11:09 | Por: Fernando Díaz-Barraga
En esta semana las declaraciones y las decisiones que no lo son, solamente demostraron en siete días dos cosas: a nadie le importa el futuro y a las autoridades menos. Por eso antes de continuar me refugio en Benedetti y en su poema ¿De que se ríe?
En una exacta foto del diario señor ministro del imposible, vi en pleno gozo y en plena euforia y en plena risa su rostro simple. Seré curioso señor ministro de qué se ríe, de qué se ríe? De su ventana se ve la playa pero se ignoran los cantegriles. Tienen sus hijos ojos de mando pero otros tienen mirada triste. Aquí en la calle suceden cosas que ni siquiera pueden decirse. Los estudiantes y los obreros ponen los puntos sobre las íes. Por eso digo señor ministro de qué se ríe de qué se ríe? Usté conoce mejor que nadie la ley amarga de estos países, ustedes duros con nuestra gente por qué con otros son tan serviles. Cómo traicionan el patrimonio mientras el gringo nos cobra el triple. Cómo traicionan usté y los otros los adulones y los seniles. Por eso digo señor ministro de qué se ríe de qué se ríe? Aquí en la calle sus guardias matan y los que mueren son gente humilde, y los que quedan llorando de rabia seguro piensan en el desquite. Allá en la celda sus hombres hacen sufrir al hombre y eso no sirve. Después de todo usté es el palo mayor de un barco que se va a pique. Seré curioso señor ministro de qué se ríe de qué se ríe?

  1. Nos hablan de una aplicación que se pondrá en operación y que desde el teléfono podremos utilizarla para conocer la calidad del aire. Lo que no dice la ministra de ecología del gobierno estatal es que todavía no contamos con el número de estaciones suficientes para la medición del aire en toda la metrópoli y tampoco aclara que ninguna de las existentes miden los contaminantes más peligrosos que son las partículas 2.5. No, la verdad no sé de que se ríe.
  2. Algún abogado paró la consulta para el desarrollo de la Ciudad, seguramente basado en elementos jurídicos. Pero al observar el ya increíble crecimiento de edificios por todos lados. Pero al pensar en todos los desarrollos que los dones de la construcción quieren crear en SLP. ¿Ese abogado podrá dormir bien? Quizá su dictamen cumpla al pie de la letra con las cuestiones legales y de justicia para el grupo que presentó el amparo. No lo dudo, pero y el agua. ¿De qué se ríen? ¿Acaso piensan traer agua desde Houston? Quieren utilizar la presa del Realito, ¿Pero en época de estiaje de sequía pues, de dónde sacarán el vital líquido? No es que sea un amargado pero por una semana, solamente por una semana un amplio sector de las Lomas se quedó sin agua, fue increíble ver a los Mercedes y a los BMW implorando por una pipa de agua. Pero es mejor crecer bajo la ignorancia y riendo a carcajadas. Al fin, para el pueblo queda el acuífero superficial.
  3. Hablando de agua el Ministro encargado de surtirla habla sencillito de que el lirio del Realito no problem, y el de la presa de San José lo acabamos con sustancias especiales porque ese sí, si es problem. El lirio es un ser vivo y si las sustancias especiales lo matan, me encantaría conocer sus características, vaya siendo que sale peor la medicina que la enfermedad.
  4. Pero no todo fue malo esta semana tuvimos una reunión en el municipio con ecología y desarrollo económico, chavos jóvenes con discurso diferente. Totalmente abiertos a buscar soluciones para las ladrilleras y los canteros de Escalerillas. Grupos ambos que deben cambiar métodos de su profesión para preservar su salud y la salud de sus comunidades. Hasta que llegamos al límite de las atribuciones. Saliendo la Dra. Van Brussel de nuestro grupo dijo algo, ¿Por qué la salud debe tener diferentes responsables?, resulta que el Municipio no puede crear el parque ladrillero sin el Gobierno del Estado (quien es responsable de los parques industriales) y como hay residuos peligrosos quizá sin el Gobierno Federal (responsable de los sitios contaminados).

Seguiremos caminando, y observando las risas de los demás. Simplemente, porque las quiero ver no escuchar.
Comentarios
Newsletter