San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Vida
Experimentos para aprender con tus hijos
20/09/20 | 11:29 | Por: Redacción
No permitas que la pandemia y las clases virtuales te abrumen, disfruta de divertidas tardes en compañía de los más pequeños de la casa.
Ahora que los niños han vuelto a la escuela y seguramente se sienten un poco abrumados con las clases virtuales, puedes ayudarlos a despejar su mente con estos divertidos experimentos.
  • La fortaleza de un huevo. Los huevos son más fuertes de lo que pensamos. Para probar la fuerza de una cáscara de huevo, podemos colocar un huevo crudo en la palma de la mano. Primero, usamos una presión uniforme con toda la palma de la otra mano y apretamos. El huevo, lógicamente se rompe. A continuación, pondremos el dedo pulgar y el dedo índice en los extremos del huevo. Apretamos. ¿Podemos romper el huevo de esta manera? No, ¿verdad?
  • Soporte con cáscaras de huevo. Para este experimento necesitaremos cuatro huevos crudos de un tamaño similar. Con sumo cuidado, romperemos los huevos y vaciaremos su contenido en un recipiente. Enjuagamos las cáscaras de huevo por dentro y las dejaremos sobre Exprésuna servilleta de papel de cocina para que se sequen. A continuación emplearemos unas pequeñas tijeras para recortar los bordes rotos de las cáscaras de huevo para que todas las partes tengan el mismo tamaño. Hay que hacer este proceso con delicadeza para no provocar grietas en las carcasas de nuestro experimento.

A continuación utilizaremos todas las cáscaras ya recortadas, poniéndolas sobre una superficie plana. Las colocaremos en dos filas de dos cáscaras cada una. Luego, pondremos un libro grande, de tamaño considerable, encima de ellas, apoyando de manera uniforme en la parte superior de las cáscaras de huevo. Repitamos el proceso. ¿Cuántos libros pueden acumularse en la parte superior antes de que las cáscaras se rompan?
  • Flores de cromatografía. La cromatografía es el proceso de separar una solución en diferentes partes, como los pigmentos de la tinta que se utilizan en los marcadores o rotuladores. Si dibujas líneas alrededor de un filtro de café, luego lo doblamos y sumergimos la punta en agua, el agua viajará por el filtro y separará la tinta del marcador en sus diferentes pigmentos (en patrones muy divertidos que puedes mostrar como un proyecto de manualidades para los más pequeños).
  • Globo autoinflable. Un giro inesperado gracias a un experimento de vinagre y bicarbonato de sodio. Es muy sencillo: si pones bicarbonato de sodio en una botella vacía y vinagre en un globo, cuando colocas el globo sobre la boca de la botella y dejas que el vinagre se vierta, el gas resultante será suficiente para inflar el globo por sí solo.
  • Lámpara de lava casera. El aceite y el agua con colorante para alimentos no se mezclan, es algo que pueden aprender los niños: sobre la densidad. Para crear un experimento divertido, utilizaba una pastilla de antiácido y las burbujas comenzarán a fluir por todas partes como una lámpara de lava maravillosa.
Comentarios