San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Vida
En época de lluvias el riesgo de accidentes viales puede incrementarse un 20%
27/06/19 | 14:31 | Por: Redacción
GNP Seguros comparte información sobre los principales riesgos y medidas de prevención.
Ciudad de México, 27 de junio de 2019. La temporada de lluvias puede afectar seriamente las condiciones de los caminos y vialidades, entre los principales riesgos se encuentran: la hidroplaneación (que se da cuando las llantas pierden contacto con el suelo debido a la capa de agua que se forma con la lluvia), encharcamientos profundos, vías inundadas y poca o casi nula visibilidad para el conductor, estos riesgos pueden causar serios daños para el vehículo, así como afectaciones al conductor, pasajeros e incluso a terceros.

El Centro de Experimentación y Seguridad Vial México (CESVI) estima que en época de lluvias los accidentes viales pueden incrementar entre 15 y 20% debido a que los residuos de los vehículos como aceites y gasolina, entre otros, se quedan sobre el asfalto y dejan la superficie resbalosa, lo que aunado a la poca visibilidad puede derivar en un accidente vial.

GNP Seguros comparte información sobre los principales riesgos y acciones de prevención ante éstos:

- Pérdida de Tracción en las llantas: La combinación del agua con el aceite que van dejando los autos produce una capa resbalosa en el asfalto que no desaparece cuando aumenta la intensidad de lluvia.

Las acciones de prevención que se recomiendan son: reducir la velocidad; cuidar de mantener el doble de distancia de frenado; al frenar hacerlo despacio para evitar que las llantas se bloqueen, se recomienda comenzar reduciendo la velocidad y bombeando ligeramente el pedal hasta que los frenos respondan.

- Hidroplaneación: Se da cuando las llantas del auto pierden contacto con la superficie del asfalto y flotan sobre una película de agua. El conductor pierde el control de la dirección y frenado del auto.

Se recomienda revisar que las llantas cuenten con la presión de aire adecuada; reducir la velocidad, especialmente en condiciones de lluvia extrema; desacelerar y procurar mantenerse en un mismo carril.

- Encharcamientos: Los encharcamientos son peligrosos ya que pueden dañar la transmisión y la marcha del vehículo ocasionando afectaciones serias.

Se recomienda elegir rutas alternas que no tengan inundaciones profundas; de no ser posible elegir otra ruta cruzar muy despacio, y al salir del agua, presionar varias veces el pedal del freno para secarlos y recuperar cuanto antes la capacidad de frenado.

- Poca Visibilidad: Cuando la lluvia es muy tupida la visibilidad de los conductores disminuye considerablemente e incluso se vuelve nula.

Se recomienda encender las luces, de ser posible también las de niebla; si es demasiado tupida la lluvia, encender también las intermitentes; Realizar cambios de carril con anticipación, encendiendo las direccionales correspondientes.

GNP Seguros promueve los siguientes pilares clave de seguridad vial:

1) Conductor Responsable. Las cuales incluyen atención en todo momento al conducir, conocimiento y respeto por señalamientos viales y límites de velocidad.

2) Vehículo Seguro. Consiste en la revisión de las condiciones del auto para identificar cualquier riesgo y

3) Condiciones del Camino. Considera tomar precauciones específicas dependiendo del tipo de camino y condiciones climáticas. Estos pilares tienen el objetivo de reducir los accidentes de tránsito atribuibles a acciones de los conductores que representan cerca del 90% del total de accidentes viales.

Llevar a cabo un manejo con responsabilidad es clave para disminuir riesgos que pueden afectar al conductor, pasajeros e incluso otros conductores.
Comentarios